Fiestas

Foto: Chema Mancebo

  • San Antón (17 de enero). En Honor a San Antonio Abad, patrón de los animales. Hay procesión del santo desde la iglesia parroquial hasta la ermita de San Antón. Tras la procesión, hay una subasta de banzos y de donaciones de los fieles, tradicionalmente manitas de cerdo y dulces caseros. Para asegurar la protección del santo durante todo el año se deben dar tres vueltas a la ermita con el animal doméstico. Lo más espectacular son las vueltas que realizan los caballos. Una vez terminada la procesión, los vecinos del barrio invitan al resto del pueblo a limonada y dulces caseros.
  • San Sebastián (20 de enero). También hay una procesión con subasta de banzos. Y también hay una invitación de los vecinos de la calle Real (barrio abajo) al resto del pueblo a dulces caseros y limonada.
  • Fiestas de invierno (8 al 11 de febrero). Fiestas en Honor a Santa Apolonia. El día 9 hay procesión con subasta de banzos y vítor.
  • Día del Hornazo. Celebración del Domingo de resurrección. Ese día se va al campo con amigos o familiares, donde se come la merienda y el hornazo, un dulce hecho con aceite, harina y huevo.
  • Fiestas de verano (del 10 al 14 de julio). Fiestas en Honor a la Virgen de las Angustias, patrona de la localidad. El día 11 hay procesión con subasta de banzos.
  • Fiesta del Calbote. Se celebra el primer o segundo sábado de noviembre, cercana a la Calbotada. Es una fiesta de origen reciente. En ella se asan castañas en la plaza de toros, para todos los que quieran acudir a degustarlas. Y, para beber, se ofrece angélica a todos los asistentes. Al final de fiesta, se va en ronda por las calles del pueblo.
  • Jornadas micológicas. La Sociedad Micológica Amagredos organiza, desde hace más de diez años, una fiesta de la seta en el mes de octubre. Los participantes van al campo a recolectar setas, participan en un complicado concurso de identificación y en una comida campestre. Al final de la tarde, se organiza una exposición en la que suele haber más de cien especies diferentes. Al día siguiente tiene lugar en el parador de Gredos una comida degustación cuyo menú tiene como protagonista las setas. La formación de esta Sociedad ha supuesto una fuente de conocimiento tanto para el mundo micológico como para el entorno y la protección del medio.

Comunes a los cinco pueblos

  • El Vítor. Es una espectacular procesión protagonizada por jinetes a lomos caballos, presididos por aquel que porta el estandarte y seguidos de peatones. En él se quiere ensalzar alguna acción gloriosa, que suele ser de índole religiosa. Todos los pueblos del Barranco celebran al menos un vítor al año, para honrar a su patrón o patrona. Tiene lugar dentro del programa de fiestas, siempre envueltos en la magia de la noche, cuando el fuego sirve para iluminar el camino e indicar las paradas. Además de los puramente religiosos, los quintos solían celebrar un vítor para relatar las aventuras de la Semana de Quintos. La procesión del vítor suele empezar en la plaza del pueblo o la iglesia. Allí, la persona que porta el estandarte, a lomos de un caballo, recita unos versos aludiendo al pueblo, a santos o vírgenes. A partir de ahí comienza la procesión por el pueblo, que se detendrá en cada una de las lumbres que encuentre en el camino. Cada vez que para se volverá a recitar. Los participantes aguardarán en sepulcral silencio hasta que termine, para gritar al unísono “vítor”. Sin ninguna duda, el más impresionante de los vítores barranqueños es el que se celebra en San Esteban del Valle en honor a San Pedro Bautista. Su peculiaridad, así como la devoción de los vecinos le han convertido en fiesta de interés turístico regional.
  • Todos los Santos: La Calbotada. En todo el Barranco, como en otros lugares vecinos de Salamanca y Cáceres, el día de Todos los Santos se celebra en el campo. Al final de la tarde se hace una lumbre con acículas de pino (agujúos) para asar castañas. En todo Gredos se conoce a las castañas asadas como calbote, de ahí el nombre que recibe esta fiesta. En Cuevas del Valle los calbotes se acompañan con una deliciosa bebida de fabricación casera, la angélica.

Foto: Chema Mancebo

De San Esteban del Valle

  • Fiestas de invierno en honor a San Pedro Bautista. Del 5 al 11 de febrero. Se conmemora el martirio de San Pedro Bautista en Nagasaki en 1597 y la llegada de la Santa Cabeza al pueblo natal, traída del convento de las Concepcionistas de Toro (Zamora) en 1891.
  • Fiestas de verano en honor a San Pedro Bautista. El 7 y 8 de julio, en las que celebran la inauguración de la Ermita del Santo en 1682.

En ambas fiestas se celebra el famoso Vítor, que ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Regional el 28 de febrero de 1991: fiestas en honor a San Pedro Bautista, protomártir muerto en las misiones en Japón y natural de San Esteban del Valle.

Por la noche comienza la procesión del vítor, en la plaza del Santo, presidida por un estandarte con cientos de devotos ataviados con un pañuelo rojo y antorchas para iluminarse. A la llegada a la plaza del pueblo se recibe la bendición del sacerdote. Entonces, los corceles inician una veloz carrera hacia la iglesia por una estrecha y empinada calle, a cuyos lados se dispone el gentío. Una vez llegados a la iglesia se recitan más décimas en medio de un sobrecogedor silencio y se va a la puerta del cementerio donde se recordará a los antepasados de los asistentes. Desde aquí la procesión va a la capilla (en las fiestas del invierno) o a la casa de los mayordomos (en las fiestas del verano). En ese momento se inicia una subasta para clavar el Vítor, a la que solo podrán acceder los bautizados en la misma pila de San Pedro Bautista.

El fuego y olor de las teas y antorchas, el repicar de las campanas, la música, la luz, los silencios, las chispas de lsa herraduras, hacen que esta función adquiera tintes mágicos en muchos momentos.

  • San Antón (17 de enero). En Honor a San Antonio Abad, patrón de los animales. Hay procesión del santo alrededor de la iglesia y posteriormente una misa en la que se bendicen las roscas típicas. Tras la misa, en la plaza del pueblo se realiza una subasta de banzos y de donaciones de los fieles, tradicionalmente embutidos, roscas de San Antón y animales vivos, como cordero, gallo, conejos... Una vez terminada la subasta, los vecinos del barrio invitan al resto del pueblo a limonada y dulces caseros. Por la tarde se bendicen los animales en la iglesia.
  • Día del árbol. La asociación Amigos Naturalmente organiza este día festivo cuyo objetivo principal es la sensibilización ambiental. Normalmente se plantan en lugares donde ha habido un incendio o enlugares deforestados. Como complemento festivo, se hace una comida comunitaria de patatas acompañados de música popular.
  • Jornada micológica. El grupo Amigos Naturalmente organiza, desde hace más de diez años, una jornada dedicada a la seta en el mes de octubre. Se comienza el día degustando unas migas en el parque y después se sale al campo a recolectar. Al final de la tarde se organiza una exposición con los ejemplares recolectados.

Foto: Chema Mancebo

De Mombeltrán

  • San Blas (3 de febrero). Este día el párroco bendice aceite, que los fieles guardan todo el año para curar con él las afecciones de garganta.
  • San Pedro Bautista (5 de febrero), con misa y vítor. Al atardecer se celebra el tradicional Vítor, que consiste en recorrer a caballo las principales calles del pueblo cantando loores al Santo.
  • Semana Santa: la Monda, tortilla con chorizo, lomo y jamón en una rosca de pan. La fiesta de la Monda tiene el mismo nombre que la que se celebra en Talavera de la Reina. Esta fiesta tiene su origen en una ofrenda a la diosa Ceres que se realizaba en tiempos de los romanos, coincidiendo con la llegada de la primavera. No tenemos certeza de que exista conexión entre una y otra fiesta, pero dada la coincidencia tanto entre fechas como en el nombre y la cercanía de la ciudad de Talavera, puede existir. No significa, sin embargo, que la fiesta se conserve en Mombeltrán desde la época romana, ya que podría incluso haber sido trasladada desde la ciudad de Talavera.
  • Fiestas de julio en Honor a Nuestra Señora de la Puebla (del 1 al 5 de julio): procesiones, pasacalles, verbenas y festejos taurinos.
  • Fiestas de agosto en honor a la Asunción y San Roque (del 14 al 19 de agosto): procesiones, pasacalles, verbenas y festejos taurinos.

De Villarejo del Valle

  • San Antón (17 de enero). En este día se llevan los animales domésticos a la Ermita de San Antón para pedir la bendición del santo.
  • San Sebastián. Cada año es un barrio distinto el que se hace cargo de todas las celebraciones, presidiendo los actos el señor de mayor edad del mismo. La mañana se inicia con la Santa Misa y durante la tarde todos los vecinos acuden al barrio en que se celebra. Los jóvenes irán casa por casa siendo invitados a comer y beber algo tan típico y delicioso como mantecados y limonada.
  • La fiesta de la Santa Cruz (3 de marzo). El mayordomo es en esta ocasión un cofrade de la Vera Cruz, el cual presidirá los actos religiosos junto con el mayordomo del año anterior y del venidero. Todos los cofrades están obligados a asistir a la procesión de este día, después de la cual los familiares de los mayordomos disfrutan de unos festejos similares a los de una boda, la "Boda de la Cruz".
  • La Borrondanga (28 de junio). En esta noche, los mozos y las mozas se reúnen por separado en una casa. Tradicionalmente los mozos iban a rondar a las mozas y las echaban frutas en el balcón, a la vez que intentaban quitarles lo que ellas habían preparado para esa noche, generalmente arroz con leche o flan. Hoy en día se han perdido la mayoría de los matices de esta fiesta, aunque todavía se mantiene la tradición de reunirse las pandillas de chicos por separado de la de las chicas para dormir en un lugar común.
  • Semana Santa. Además de las tradicionales procesiones de Semana Santa, en Villarejo hay dos celebraciones que merecen mención:
    • Juego de las caras. Desde el fin de semana anterior a la Semana Santa en Villarejo se apostar a caras y cruces con dos monedas de cobre de gran valor histórico. La banca es quien lanza las monedas al aire. Antes de lanzarlas éstas han de coincidir cruz con cruz, es decir se tienen que estar mirando la una a la otra. Si las dos monedas caen con la cara hacia arriba, gana la banca, y si las dos salen cruces gana el resto y cambia la banca, quedándose con ella quien quiera lanzar las monedas; si sale cara y cruz se vuelve a lanzar. Se juega cada día en uno de los bares de Villarejo y puede participar todo el mundo. Eso si, tener en cuenta que a veces se apuestan grandes cantidades de dinero.
    • Las Pascuillas. El Domingo de resurrección, así como el lunes siguiente se celebra La Pascua, con una fiesta campestre que tiene lugar en la zona recreativa de Los Rozos. No pueden faltar el hornazo, los bollos de leche y las roscas.
  • San Bartolo (24 de agosto) Fiestas con encierros taurinos y verbena.
  • Fiestas en Honor a la Virgen de Gracia (del 5 al 11 de septiembre). El 8 de septiembre se celebra la misa Mayor, seguida de invitación de por parte de los mayordomos de la fiesta a pastas y limonada. En los días sucesivos, hay encierros de vaquillas y toros, además de los famosos encierros nocturnos.

De Santa Cruz del Valle

  • San José (19 marzo). Fiesta popular organizada por todos los vecinos del pueblo en Honor a San José. Después de la misa y procesión hay una verbena popular.
  • Semana Santa: La merendona. El domingo de resurrección se festeja la pascua comiendo en el campo una merienda que siempre incluye una tortilla con chorizo, lomo y jamón y una rosca de pan que se elabora especialmente para ese día. La tradición es parecida a la de Mombetrán, aunque aquí el nombre ha cambiado.
  • Fiestas en Honor al Santísimo Cristo Arrodillado (del 5 al 8 de agosto). Fiestas en Honor al patrón, el Santísimo Cristo Arrodillado, con verbenas, vítor, procesión y festejos taurinos. Fiestas en honor a la Santa Cruz (del 14 al 18 de septiembre) Fiestas con verbenas, procesiones, vítor y festejos taurinos.
  • Ciclomontañada. Es un acontecimiento deportivo que reúne a cientos de ciclistas para disfrutar de una excursión en bicicleta de montaña por los alrededores del pueblo. No es una competición, aunque hay premios a la originalidad. Terminada la carrera hay una caldereta popular.

Fiestas y celebraciones

A lo largo del año en el Barranco se celebran multitud de fiestas, casi todas vinculadas a la religión. Algunas de las manifestaciones son comunes en todos los pueblos, pero la mayoría son exclusivas de alguno de los pueblos. Tradicionalmente, los vecinos del resto de pueblos del Barranco acuden al pueblo que celebra sus fiestas patronales. Ha sido siempre una oportunidad para el intercambio cultural, el fortalecimiento de amistades y relaciones y, como no, la creación de parejas mixtas.

cuevasvalle@gmail.com   |   920 39 10 04

Ayuntamiento de Cuevas del Valle (Ávila)

Diseño web:  TC ORDENADORES